¿Qué cerradura es la mejor para impedir robos en casa?

¿Qué cerradura es más complicada de abrir?

Muchos robos de los que se producen cada día son por culpa de las cerraduras de poca calidad que hay instaladas en las puertas; los ladrones aprovechan estas debilidades para hacer de las suyas. Más abajo veremos qué cerraduras son más difíciles de abrir.

¿Qué cerradura es la mejor para impedir robos en casa?

Una cerradura reforzada y con sistema antibumping puede ser la más idónea para proteger nuestra vivienda de la acción de los ladrones. La seguridad que ofrecen este tipo de cerraduras es alta, pero hay muchas marcas en el mercado y es importante consultar con un cerrajero para ver qué modelo es el más moderno y efectivo. Hay que conocer además cómo se ajustan estas cerraduras a nuestras necesidades, ya que la ubicación, la puerta y los demás condicionantes de cada usuario pueden variar.

¿Puede una cerradura antibumping garantizar la seguridad total de su vivienda?

La cerradura segura al cien por cien no existe, pero, no obstante, las cerraduras antibumping son hoy día las más seguras del mercado, ya que frustran muchos intentos de robos e imposibilitan que los ladrones abran las cerraduras mediante las llaves bump. Por tanto, se trata de una apuesta decidida por aumentar el porcentaje de seguridad de la vivienda.

¿Por qué se debería colocar una cerradura antibumping en la puerta de casa?

Porque la técnica del bumping es la más usada por los ladrones para entrar en los domicilios, además con un éxito enorme. Una cerradura antibumping multiplicará las opciones de que este tipo de robos fracasen, ya que el efecto del bumping quedará combatido, de manera que el interior de las casas estará mucho más seguro. Instalar además un escudo protector aumentará la seguridad (cuesta en el mercado entre ochenta y cien euros), ya que la tarea será más difícil para los ladrones, que huirán a probar suerte a otra casa cuando se topen con estas medidas preventivas de seguridad.

Consejos para estar seguros dentro de casa.

Además de colocar una cerradura antibumping, los expertos recomiendan instalar una puerta de seguridad, de manera que las faenas de apertura de los ladrones sean mucho más complicadas. Cerrar la cerradura siempre con llave al salir es una medida que, aunque pueda parecer simple, es muy importante de cara a prevenir robos; darle una o dos vueltas a la llave al salir o dejar la llave metida en la cerradura al entrar a casa son medidas interesantes. Cuando durmamos, lo mejor es que la llave quede metida en la cerradura en modo diagonal, porque así los ladrones no lograrán expulsarla y hacerla caer. Cambiar la cerradura cada pocos años es otra medida de seguridad que una vivienda agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *