El cerrojo acorazado.

Se trata del cerrojo que ha sido concebido para evitar que los ladrones entren con facilidad en una casa. Manipular y abrir estos cerrojos es muy difícil para las personas ajenas a la propiedad, lo que las disuade.

No obstante, el cerrojo es un complemento a la cerradura tradicional, por lo que habrá mucha más seguridad si cerrojo y cerradura están instalados. Ambos elementos propiciarán que el ladrón se vea obligado a tener que abrir la cerradura y a forzar además el cerrojo, lo que le hará perder tiempo, ponerse nervioso y tal vez desistir de su intento de robo. Y es que hay que decir que el cerrojo acorazado es un buen elemento de seguridad para las casas de los españoles.

Características de un cerrojo acorazado.

Para aumentar su seguridad, el cerrojo acorazado posee un cilindro protegido por un casquillo de acero. Hablamos de un cerrojo prácticamente inviolable, ya que debe manipularse desde el exterior, con la seguridad para el interior que ello conlleva. El hecho de que haya diversos modelos de cerrojos acorazados facilita que cada usuario elija el que más se adapta a sus presupuestos, a sus gustos y a sus necesidades. Un buen cerrajero sabrá cómo colocar esta clase de cerrojos, que además son fáciles de instalar; si se cuenta en casa con una cerradura tradicional, lo idóneo es buscar el refuerzo de un cerrojo acorazado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *